“VIRGINIA IS FOR LOVERS”

Nombre: Mar FerrerWashington DC

Edad: 23 años

De dónde eres: Palma de Mallorca

Carrera: Grado en Economía

Años de estancia en el CMU: 4 años

La experiencia de estudiar en el extranjero te permite descubrir nuevas culturas, viajar, aprender idiomas, conocerte más a ti misma, madurar, ampliar horizontes académicos y personales, te enseña a desenvolverte mejor en ambientes nuevos y un largo, larguísimo, etcétera. A principios del año 2014, tuve la oportunidad de viajar a Estados Unidos y ser estudiante de intercambio en la Robins School of Business – University of Richmond (Virginia, EE.UU.) durante 6 meses. Fue una vivencia increíble que, a pesar de que sea muy típico decirlo, siempre recordaré.

Campus

“Virginia is for Lovers” es uno de los sloganes más famosos de EE.UU. desde que fue creado en el año 1969. Representa el amor por la vida y la pasión por viajar, así que, antes de empezar, Virginia ya parecía ser un buen destino.

Estudiantes InternacionalesEl campus de la University of Richmond es una auténtica maravilla y tiene todo lo que los estudiantes pueden necesitar. Era como vivir en un campus americano de película. La gente era muy acogedora y amable. Más del 95% de los estudiantes viven en la universidad, lo que fomenta un ambiente bonito, dinámico y muy divertido. Yo vivía en unos de los apartamentos junto con una estudiante de intercambio argentina, con la que compartía habitación, y otras dos estudiantes americanas. Los profesores, las clases y las tareas eran muy diferentes. Y los alumnos procedían de países de todo el mundo.

El deporte era una de las actividades sociales estrella en el campus (sobretodo el fútbol americano y el baloncesto) y era muy nbacomún compartir clase con deportistas que competían en el primer nivel de la liga universitaria. Además, soy aficionada al baloncesto y fue la ocasión perfecta para ir a partidos de la NBA.

Me apunté, de rebote, a un coro de gospel de la universidad y resultó ser divertidísimo. ¡Cantaban de miedo! El grupo lo formaban chicos y chicas americanos y me acogieron de maravilla, además me permitió involucrarme más en su cultura y tradiciones. Generalmente, quedábamos después de los ensayos y también hacíamos salidas de fin de semana. ¡Me lo pasé muy bien!

Estando en el Mater había descubierto el mundo del voluntariado y ésta resulto ser una actividad muy común entre los estudiantes de la University of Richmond. Yo hice un voluntariado educativo en una “elementary school” de uno de los barrios más pobres de la ciudad, donde el 95% de los niños pertenecía a famílias que vivían bajo el umbral de la pobreza. Cada viernes por la mañana 10 estudiantes subíamos a una furgoneta de la universidad e íbamos esa escuela. A lo largo de la mañana, hacía de mentora de dos niños con retraso escolar, ayudaba a la maestra con las tareas del aula y hacía de “lunch-buddy” (compañera de almuerzo) de los niños de la clase. Los niños y las maestras eran muy simpáticos y cariñosos y cada viernes se alegraban en cuanto nos veían llegar. Sin duda, haciendo voluntariado siempre recibes más de lo que das. Fue una actividad muy enriquecedora y muy recomendable.

Voluntariado Gospel Choir

 

 

 

 

 

 

Tras 6 meses increíbles, empezaron las vacaciones y las despedidas. Al terminar las clases recorrimos la costa oeste de EE.UU. en coche con una amiga y volvimos a Barcelona. ¡Fue una pasada! Al abrir la puerta del Mater después de 6 meses, inmediatamente me sentí, otra vez, como en casa.

Trineo Universidad campus con Mi roomate

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s