Experiencia de nuestra Colegiala María José

IMG_8798.JPG

Hola, mi nombre es María José y es mi tercer año como colegiala del Colegio Mayor Mater Salvatoris. La verdad es que llegué a esta residencia de pura casualidad, gracias a una amiga que me la recomendó y que estuvo 4 años viviendo aquí y le había encantado.

Tengo que decir que vivir los años de universidad en el Mater es una gozada, ya que todo el tiempo estás rodeada de gente con diferentes conocimientos, tanto culturales como de profesionales. Eso para mí, le da un valor único a esta residencia. Además, hay continuamente un ambiente de estudio, gracias a las pequeñas salas internas y la gran biblioteca común a la que pueden acceder tus amigos. Pero nunca faltan las buenas amistades para tomar un café y charlar.

También, durante el curso se organizan viajes, charlas de formación, conferencias… entre muchas actividades más que favorecen la convivencia entre las residentes y enriquecen nuestra cultura.

Otra cosa que valoro mucho, es la familiaridad que se vive aquí, entre las Madres que siempre cuidan de ti y que están siempre para cualquier cosa que se necesite, hasta las buenas amigas con las que te quedas charlando por la noche.

En fin, podría extenderme mucho más, pero me parece que no acabaría nunca. En verdad agradezco mucho vivir estos años en este fantástico lugar.

Para saber más acerca del CMU: http://matersalvatoris.org/cmu-bcn/

Anuncios

Jornada Medioambiental 2016

Hemos querido organizar una Jornada para concienciarnos del tema del medioambiente con una visión equilibrada y crítica, conocer el problema real y las respuestas que podemos darle, pero sin dejarnos llevar tampoco de la demagogia que hay en torno al tema.

Para esto, hemos invitado a  las colegialas a exponer cada una, desde su carrera y su visión, un aspecto del problema ecológico (por ejemplo, una colegiala que estudia ADE el coste que tiene para una empresa adoptar una política de respeto al medioambiente; otra que estudia Nanotecnología, que propone las innovaciones tecnológicas para resolver el problema de la contaminación de las aguas, y así todas).

La jornada concluyó con la presentación de la Encíclica Laudato si’, y con un diálogo-debate, con el que intentamos sacar una serie de conclusiones prácticas para nuestro día a día. Decidimos poner una pizarra a disposición de todas, e ir escribiendo en ella los próximos días nuestras propuestas para el “cuidado de la casa común”, de forma que constituyan nuestra política medioambiental a nivel de Colegio Mayor.

 

Jornada medioambiental febrero 2016 - programabien

Para saber más acerca del CMU: http://matersalvatoris.org/cmu-bcn/

Jornada Medioambiental 2016

El próximo 24 de marzo, podremos disfrutar de la visión que cada una de nuestras colegialas tiene sobre el medioambiente.

LogoMALa visión que nos ofrecerán no será personal, sino que se focalizará en la visión que cada una de sus carreras les haya dado sobre el tema.

Gracias a la riqueza de los estudios de las distintas colegialas, podremos introducirnos en las visiones desde diversos puntos de vista, como el económico, científico, médico, etc.

 

Concluiremos la velada con la visión de la Iglesia sobre el asunto y abriremos el turno de palabra para disfrutar todas juntas de un pequeño coloquio.

Muy pronto compartiremos el programa de esta interesantísima sesión con vosotros.

Para saber más acerca del CMU: http://matersalvatoris.org/cmu-bcn/

Otro Chile

1

Nombre: Ainhoa Mur

Edad: 24

De dónde eres: Huesca

Carrera: Arquitectura

Años de estancia en el CMU: 3

Julio 2014, VIII Región; 100 estudiantes, 11 familias

Cobquecura fue el epicentro del terremoto que asoló Chile en 2010. Hay muchas familias que no han recuperado sus viviendas todavía. La de Danilo, Rocío y sus papás, con la que yo conviví. Junto a diez compañeros de la Universidad del Desarrollo construímos una casa para ellos. Fue de las mejores experiencias en Sudamérica.

La oportunidad de compartir todos los momentos del día con personas con las que, durante dos semanas, tienes todo en común. Reflexiones de sobremesa, duchas de agua fría, poca higiene y mucha risa. Lo emocionante de ver la construcción de un hogar desde los cimientos, y hacerlo junto al mar. Sur chileno; paisajes como aquellos no volví a verlos, atardeceres como los que el Pacífico nos regalaba, tampoco. Chile y sus gentes. Lo difícil, irte y saber que su día a día será mejor ahora, pero que seguirán viviendo en la exclusión que te marca cuando naces en una familia sin recursos de una zona rural de un país como este.

https://www.youtube.com/watch?v=iRukYcqv8l8

2

3

4

5

6

7

8

9

10

Living in CMU Mater Salvatoris as a Hungarian Erasmus student

Hello everyone!

10364106_1017830098233216_400003305023979280_nMy name is Virág Kiss, I am a student from Hungary and currently I live in CMU Mater Salvatoris. I came to Barcelona in January to study, to discover a city I’ve never been before, I wanted to meet new people, to improve my language skill and for all those great things that a student can gain from an experience like this. However, my beginnings in this beautiful city were like a comedy-drama. After my first hours I had no place to go, because the room I’ve rent was nothing, but a terrible experience. So we stayed in a hostel for a few days (I came with a classmate, so luckily I wasn’t alone) but I can remember all those feelings I felt during the first days… suddenly there were no home, no safeness and I was in the middle of a city that I don’t even know. I was really desperate even though I didn’t show it.

Then something came to my mind… „God has said: Never will I leave you; never will I forsake you”.(Heb. 11:5-6) So I stopped worrying. And God showed himself in a moving way… it turned out the there is a chatolic priest here who can help us. And he did, with no strings attached.

After a while I found myself in CMU Mater Salvatoris IMG_8336where one of the nicest person I’ve ever met was waiting for us and gave us a warm welcome. Mother Isabel let us stay here and suddenly all of my bad feelings were gone. I’ve found everything here that made me feel comfortable… a nice room in a beautiful area, deliciuos foods made by my favourite Montse, and a really great community. Slowly I set myself comfortable and I get used to all the things here. Since the girls were really friendly I made some friends soon. After a while I felt like I am a part of their community and what I liked the most since the beggining is the thing that they are not only live next to each other, but they are working on to be a community that does things together, organise programs such as watching films, go to a trip together and it makes them a living community. As they were doing things together I started to join them, so I got a chance to visit Milan for a weekend, or go to the cinema, have a few drinks, or play tabletennis.

IMG-20150530-WA0013

Recently we went to visit Tarragona which is one of the most beautiful place I’ve ever seen. During the visit I felt like I travelled back in time and now I am in the middle of the Roman Empire. It is important to mention that the Roman ruins have been designated a World Heritage Site by UNESCO. During our planned city tour we saw the Cathedral, the prison, the circus, the amphitheatre and all the most important ancient sights. Raquel and Madre Isabel were translating so I could get all the informations were told by the tourist guide. After we had a nice chilling time at the beach, then we went back to see the Cathedral from inside which was literally stunning.

IMG__201505150__103937

All in all, I’m really grateful for this place, and for each person I’ve met here, you made my stay here much better. I hope, God bless you all!

Virág

Anochecer en Torino

Hace cosa de un mes conseguimos ponernos de acuerdo con un par de amigas de la resi para poder ir a visitar a Paula a Torino. Ella estaba haciendo ahí su proyecto de final de carrera, por lo que hacía un tiempo que ninguna la veía y nos hacia ilusión ir a verla puesto que ella nos había hablado maravillas de la ciudad.

A todas nos parecía muy lejano el día de coger el avión rumbo a Italia. Pero finalmente llegó y la euforia se empezó a apoderar de nosotras. Era la primera vez que viajábamos juntas y por lo tanto una experiencia de lo más nueva y mágica.
Todo fue maravilloso de principio a fin, disfrutábamos como si siguiésemos siendo las chicas que estábamos en la resi hace unos años.

En realidad parece que lo esté contando todo de una forma melancólica, pero todo lo contrario, somos cuatro chicas (y las que no se pudieron unir a nosotras) que nos conocimos en mi primer año de resi que coincidió con su último. Pero como ya expliqué en otra entrada, en la resi he hecho amigas que sé que van a estar a mi lado para siempre y este viaje no fue más que una materialización de ese hecho.

La visita nos sirvió para ponernos al día, abrazarnos, visitar Torino (por supuesto) y sobre todo para reirnos!

Pasamos grandes momentos en nuestra visita y nos encantó experimentar lo que es viajar juntas y con una guía excelente!

IMG_8394

IMG_8578 IMG_8400 IMG_8235 IMG_8204

Creo que hablo en nombre de las tres al decir que aprovechéis la oportunidad de ir a ver a algún amigo/a que esté fuera estudiando, no hay mejor guía que el que vive en el lugar!

Una gran tradición de los Colegios Mayores

El mundo de los Colegios Mayores está rodeado de tradiciones más o menos antiguas, actuales o del pasado, con más o menos sentido, pero al fin y al cabo tradiciones.

Todas aquellas personas que hayáis podido disfrutar de algún año de vuestra vida universitaria en un Colegio Mayor sabéis perfectamente a lo que me estoy refiriendo: Imposición de Becas, cenas de navidad, acto de clausura, acciones solidarias, largas noches en las salas comunes, etc. Pero hoy os quiero hablar de una tradición que se está perdiendo, una tradición de las que más gracia hace recordar y que deberíamos luchar por conservar. Estoy hablando de las visitas tuneras a los Colegios Mayores.

IMG_0928

Yo por suerte lo he podido vivir en dos ocasiones en mi vida, como colegiala y ya como excolegiala del Colegio Mayor Mater Salvatoris.
Recuerdo que en mi primer año como residente en Barcelona, las madres nos comentaron que la Tuna de IMG_0946económicas iba a venir al Colegio a cantarnos y yo me lo tomé en broma. Me sonaba a medieval: un grupo de chicos cantando ornamentados hasta las orejas mientras todas las chicas estábamos mirándoles desde el balcón. Sinceramente, recuerdo pocas ocasiones en las que me haya reído tanto como aquel día.
La situación fue surrealista a parte de divertidísima y así se ha repetido este año. Todas las chicas salimos al balcón a la espera de que los tuneros llegasen con sus instrumentos y se ganasen entrar al Colegio Mayor mediante canciones típicas de la Tuna.
Una vez dentro, cantamos con ellos, bailamos con ellos, nos reimos con ellos y disfrutamos de un aperitivo todos juntos.

Es tradición que los tuneros se presenten según su rango dentro de la Tuna y que cada uno cante una canción. Pero no os penséis que todas las canciones son “clavelito” o “canta y no llores” (que también las cantaron, sino ¿Dónde queda la tradición?). Los más novatos se atrevieron con canciones modernas como Stolen Dance de Milky Chance. También nos sorprendieron con exóticos bailes marcados a ritmo de pandereta y otros muchos detalles que tampoco queremos describir por si alguno tiene la oportunidad de presenciarlo con sus propios ojos. Además como en las hermandades americanas, para ser tunero tienes que pasar un periodo de ser novato donde demuestras tu valía y que te mereces ser tunero. Y este año uno de los novatos se presentó ¡con un disfraz de fregona!

IMG_0963 IMG_0957

Con esta entrada quiero también romper un poco los tópicos: Los tuneros son un grupo de chicos jóvenes, músicos y cantantes que se juntan para divertirse y que viven una vida universitaria normal, solo que sus ratos libres y en algunas noches señaladas va a visitar algún que otro colegio mayor para cantar a las chicas que en el habitan. No os penséis que son unos carcas, ni unos viejos. Realmente estos chicos están manteniendo viva una de las tradiciones más curiosas y bonitas de los Colegios Mayores. Sin ellos este bonito momento que las chicas del Mater vivimos no podría haber sido. Y creedme que cuando lo cuentas, es gracioso ver como responde la gente.

Lo mejor de todo fue la cara de las dos chicas que están en Barcelona de ERASMUS. Imaginaos la perplejidad en los ojos de dos chicas de Hungría al ver que un grupo de chichos vestidos de una forma de lo más peculiar se plantan en la puerta del colegio y se ponen a cantarnos. Indescriptible, simplemente se tiene que vivir para saber de que estoy hablando. Lástima que no todo el mundo tenga tanta suerte.

IMG_0951

Una experiencia única

Nombre: Júlia Sala Gifreu

Edad: 20 años

De dónde eres: L’Escala (Girona)

Carrera: Comercio internacional & Marketing (ESCI – UPF International Business)

Años de estancia en el CMU: 2 años

¡Chicas! El Colegio Mayor es una experiencia única que os animo a vivir! En mi caso conocí a muchas chicas, algunas de las cuales son actualmente unas de mis mejores amigas! Convivía 24h con amigas, así que siempre tenía a alguien con quien salir por ahí a vivir la ciudad! El Mater Salvatoris está ubicado en una de las mejores zonas de Barcelona! Tenéis todo tipo de bares y restaurantes muy cerca con muchísimo ambiente durante la tarde/noche!

3822_4667011846624_1581535661_nEl hecho de tener habitación propia te permite tener tu propio espacio, pero disponéis de salas comunes para poder reuniros todas en las noches para hacer cualquier plan! La seguridad es muy importante para mi y me sentía muy protegida en todo momento gracias a la atención y cuidado de las madres y al hecho de tener un/a conserje durante la noche.

En resumen, mis dos años en el colegio mayor estuvieron llenos de momentos inolvidables y os animo a que también viváis la experiencia!

547301_10202050699418680_978363915_n

265234_240335272755105_923047621_o

Respeto, paz y amistad

Nombre: Elisabet Beneria Sala

Edad: 20

De dónde eres: La Pobla de Segur (Lleida)

Carrera: Doble Grado ADE y Derecho

Años de estancia en el CMU: 2

No puedo hablar de mi etapa universitaria sin mencionar la estancia en el CMU. En él pasé los dos primeros años de mi carrera y de él me llevo muy buenos recuerdos y sobretodo de las mejores personas que he conocido durante esta etapa.
Antes de elegir el CMU como residencia donde iba a pasarme el primer año de la carrera (en principio solo iba a ser un año) estuve visitando todas las residencias habidas y por haber en la ciudad, no exagero. Y entre todas, tanto a mi como a mis padres, la que mas nos gustó fue el CMU. Y ya no solo por la ubicación y la cercanía a la universidad (estudio en ESADE), sino también por la tranquilidad y paz que desprendía, la amplitud de sus instalaciones y habitaciones y la amabilidad de la gente que vivía en ella.

1012106_10201423407256768_1788598509_n
Conocí a mis mejores amigas del CMU la primera noche que cenaba en la terraza de la residencia, y el primer jueves universitario salimos juntas todas las que éramos de primer año de carrera (unas 20 chicas). También nos hicimos en seguida con el resto de chicas de la residencia, pues la gran ventaja de éste sitio es que somos un numero reducido de chicas y eso permite crear un ambiente muy distendido y llegarnos a conocer mucho entre todas.
Además de éste punto favorable, un aspecto muy importante en relación a mi carrera es que al tratarse de una residencia de tamaño mas bien pequeño, femenina, y sobretodo, muy tranquila, me permitió estar inmersa en un ambiente de estudio muy necesario para la carrera que estoy estudiando. El hecho de que te hicieran las comidas, que la biblioteca fuera tan agradable y que tuviera habitación individual favorecían a crear este ambiente.
El segundo año, a pesar de no ser lo previsto, decidimos quedarnos en la residencia un año mas el grupo de amigas mas cercanas y nos mudamos al 5º piso, el de arriba de todo, con mucha luz natural y terraza y donde casi convivíamos con las puertas de nuestras habitaciones abiertas las 24 horas. La experiencia fue aún mas divertida que el primer año, y la relación con ellas fue creciendo mucho, hasta el punto que me he ido a vivir a un piso con una de ellas este tercer curso de carrera.
No puedo terminar sin mencionar la relación tan cercana que tuvimos con las Madres del CMU, quienes me ayudaron en todo momento y sobre todos los aspectos posibles, desde dudas sobre matemáticas hasta problemas mas personales. También me llegaron a reñir en alguna ocasión, pero les agradezco todo lo que llegaron a hacer por mí y por todas, y es que la circunstancia de que sea una residencia religiosa también tiene aspectos favorables como es el apoyo y sustento que recibes por parte de la comunidad.
De la residencia me llevo todo esto y muchas cosas mas que no puedo contaros por falta de tiempo y espacio, pero que os aseguro que recordaré durante mucho tiempo y sin las cuales no podría hablar de mi etapa universitaria. Si lo tuviera que resumir en pocas palabras, diría que mi estancia en el CMU me ha aportado: respeto hacia los prójimos, paz conmigo misma y amistades únicas.

Elisabet Beneira Elisabet Beneira 2

Mi larga estancia en el Mater habla por sí sola

Nombre: Piluca Mesquida Cavero10965329_720319398081880_1244954443_n

Edad: 26 años

De dónde eres: Palma de Mallorca

Carrera: Psicología

Años de estancia en el CMU: 4 años

Siempre tuve claro que el primer año no me iría a vivir a un piso con los amigos de siempre o con desconocidos. Tenía ganas de experimentar novedad, cuánta más mejor! También me prometí no ir a piso hasta que encontrase las compañeras idóneas, “el piso perfecto”…
Fue en quinto de carrera cuando decidí dejar el CMU para vivir en el barrio de Lesseps con dos amigas del Mater (Ainhoa Mur, Maria Company) y dos amigos de María. Más adelante también compartí piso con otras dos amigas de la residencia, Paula Cortada (mi primera amiga en la resi) y Ana Laguna (el último gran descubrimiento).

10961848_720319214748565_417910574_n 10965898_720318081415345_181038952_n

En un Colegio Mayor siempre tienes más posibilidades de conocer a gente; además, en el Mater tienes una habitación individual, que da lugar a esa intimidad e independencia que todos buscamos al emanciparnos de nuestros padres. En la mayoría de residencias se suele compartir habitación, lo que personalmente me acabaría agobiando con el tiempo. Igualmente, hicimos mucha vida en las habitaciones del grupo de amigas, en las salas comunes y en el comedor nunca faltó la sobremesa.

Jamás olvidaré las largas noches en las salas de estudio… siempre nos pillaba el toro y nos emborrachábamos de café para aguantar toda la noche estudiando. Había máxima concentración, lágrimas y más risas! Muchas veces nos íbamos a clase de empalmada y esa misma noche… al Bar Bero a celebrar que habíamos cumplido!

10961656_720317571415396_1414784656_n 10956641_720317871415366_1840794173_n

10967969_720318718081948_1956001431_n

El ambiente de estudio que se respira en época de exámenes se agradece enormemente. Hoy por hoy, más que en aquel entonces, estoy segura de que en otra residencia no me hubiese sacado la carrera año por año…

Para acabar, lo más importante… Además, de haber conocido a gente maravillosa, me llevo a cuatro amigas para siempre. Pero no cómo en las películas, de verdad.

10962066_720317284748758_2113954548_n